viernes, 18 de diciembre de 2009

JESUCRISTO y Santa Claus

aDiferencias entre Papa Noel y JESÚS...
* Papá Noel vive en el Polo Norte, Jesús esta en todos lados.

* Papá Noel anda en un trineo, Jesús se mueve en el viento y camina sobre las aguas.

* Papá Noel solo viene 1 vez al año, Jesús esta a tu lado todo el tiempo.

* Papá Noel llena la casa de regalos, Jesús suple todas tus necesidades.

* Papá Noel entra por la chimenea sin ser invitado, Jesús toca a tu puerta, entonces entra a tu corazón cuando se lo permitas.

* Tienes que hacer fila para ver a Papa Noel, Jesús esta a tu lado solo con mencionar su nombre.

* Papá Noel te deja sentarte en su falda, Jesús te deja descansar en sus brazos.

* Papá Noel no sabe tu nombre, solo dice,"hola, niña, niño, mujer, hombre, ¿cuál es tu nombre?. Jesús sabia tu nombre desde antes que nacieras, no solo sabe tu nombre, sabe tu dirección, sabe nuestro pasado y nuestro futuro, sabe hasta cuántos cabellos tienes en tu cabeza.

* Papá Noel tiene una barrigota como una bola, Jesús tiene un corazón lleno de amor.

* Todo lo que Papa Noel ofrece es un JO, JO, JO, Jesús ofrece, salud, vida y esperanza.

* Papá Noel dice, es mejor que no llores, Jesús dice,"echa toda tu carga sobre mí, que yo te daré descanso."

* Los ayudantes de Papá Noel, hacen juguetes, Jesús hace nuevas vidas, sana heridas del corazón, restaura hogares rotos y construye mansiones para nosotros.

* Papá Noel te sacara una sonrisa, Jesús te dará un gozo, que será tu fortaleza.

* Mientras Papá Noel pone regalos bajo tu árbol, Jesús vino a ser nuestro regalo y murió en un madero, hecho de un árbol, la cruz.

Necesitamos poner a Cristo en primer lugar en la navidad otra vez, El todavía es el motivo de esta temporada."Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a hijo unigénito para que todo aquel que en El cree, no se pierda, más tenga vida eterna." (Juan 3:16).



¿JESUCRISTO o Papá Noel?

Como tengo barba larga y cabello blanco, muchos niños me ven y me llaman Papá Noel. Yo les explico, sin convencerlos, que sólo soy hermano de Papá Noel. Y que mi función es mirar por los niños, observar si estudian bien, si tratan bien a sus compañeritos y si escuchan los buenos consejos de sus padres. Les digo que, después, se lo cuento todo a Papá Noel, y que él en Navidad va a traerles lindos regalos. Uno de esos días, uno me siguió curioso y cuando me vio entrar en el automóvil corrió hacia su padre y le dijo: «Papá, Papá Noel no vino en trineo; vino en carro».

Este es un tipo de Navidad con su correspondiente imaginario. Papá Noel es una figura del mercado. Es el viejito bueno que trata de seducir a los niños para que sus padres les compren regalos. El recuerdo de que él representa a san Nicolás, que también traía regalos, desapareció, para dar paso a la figura infantilizada del vejete bonachón que saca sorpresas del saco, que antes fueron compradas y puestas allí dentro.

Como en todas las casas hay televisión ―puede faltar el pan pero nunca la televisión―, los niños pobres ven a Papá Noel y sueñan con el mundo encantado que él les muestra, lleno de regalos, carritos, muñecas y juguetes electrónicos, a los que ellos difícilmente tendrán acceso. Y sufren por eso, a pesar del brillo embelesado de sus ojitos infantiles. El mercado es el nuevo dios que exige el sometimiento de todos. Por eso los niños presionan a sus padres para que Papá Noel pase por allá, por «casa». Entonces son los padres los que sufren por no poder atender las demandas de sus hijos seducidos por tantos objetos-fetiche mostrados por Papá Noel.

El mercado es una de las mayores creaciones sociales. Pero ha habido y hay muchos tipos de mercado. El nuestro, de corte capitalista, es terriblemente excluyente y, por eso, victimario de personas y de empresas. Es sólo competitivo y nada solidario. Solamente cuenta quien produce y consume. Quien es pobre debe contentarse con migajas o malvivir en la marginalidad. En Navidad, Papá Noel es una figura central del consumo para quien está dentro del sistema y puede pagar.

La navidad del Niño Jesús es diferente. Él nació en una familia pobre y honrada. En el momento de su nacimiento en una cueva, entre animales, cantaron los ángeles en el cielo, los pastores se quedaron inmóviles, por la emoción, y hasta unos sabios vinieron de lejos para saludarle. Cuando fue mayor, se convirtió en un magnífico contador de historias y predicador ambulante con un mensaje de total inclusión de todos, comenzando por los pobres, a los que llamó bienaventurados.

Las personas que guardan su memoria sagrada, escuchan en la Nochebuena la historia de cómo nació y celebran la presencia humanitaria de Dios, que asumió la forma de un niño. Y lo festejan cenando con la familia y los amigos. Aquí no hay mercado ni excluidos, sino luz, alegría y confraternización. El intercambio de regalos simboliza el mayor presente que Dios nos dio: Él mismo en forma de niño. Él nos alimenta la esperanza de que podemos vivir sin el Papá Noel que nos vende ilusiones.

Dom Pedro Casaldáliga ante un indito recién nacido escribió: «No he visto la tal estrella, pero he visto a un Dios muy pobre. María estaba despierta, despierta estaba la noche. Y estaba sobresaltado para siempre el rey Herodes». El rey Herodes no es ya una persona, sino un sistema que continúa devorando personas en el altar del consumo solitario.
Leonardo Boff




Fuentes Consultadas:

SECCIÓN INFANTIL

Loading...

El Fin

El Fin Está Cerca

Tratados Electrónicos

TEOFILO
La jornada espiritual continúa...
TEOFILO
© Derecho de Autor 2000 Bob West. Todos los derechos reservados.
¡Sigue la historia! Haz clic en la caricatura arriba para ver episodios anteriores.

Este Blog es miembro de:

Tratados Electrónicos