martes, 29 de diciembre de 2009

Feliz Año 2010


Cada grupo étnico tiene su cultura y tradición, los cuales son ellos mismos quienes acepten o rechacen el significado de éstos.

Diciembre es el mes donde más se resalta lo autóctono de los pueblos. Es una época, donde es cotidiano escuchar las canciones típicas que conmemoran la llegada del Salvador del mundo y la del nuevo año.

Aquí en Venezuela, son muchos los ritmos: Aguinaldos, Parrandas, Villancicos, Gaitas, canciones, etc. Cada uno de ellos inclusive con sus diversas expresiones.


Aunado a eso hay canciones que se quedaron en nuestros hogares. Tres de ellas son: “Faltan Cinco Pa’ Las Doce”1 autoría del venezolano Oswaldo Oropeza e interpretada por Néstor Zavarse, 2 El Burrito Sabanero 3 también del venezolano Hugo Blanco 4 con La Rondallita y, otra que aunque no es típica de Venezuela la disfrutamos es la canción: “El Año Viejo”, 5 interpretada por el Mexicano Tony Camargo. 6

Los 31 de diciembre, muchos hacen un inventario de su vida, en relación a metas cumplidas o inconclusas. Prometen cambiar el año entrante, ser mejor esposo (a), hijo (a), padre o madre, en pocas palbras ser mejor en todo. Para algunos (as) es una emoción ficticia, para otros (as) es un cambio radical para bien.

Por otro lado, se disfruta la celebración en espera del año nuevo y, no hay problema con la celebración entre familias y amistades, el Problema radica, cuando en plena celebración se suscitan violencias en las relaciones interpersonales o justo cuando se aproxima el cinco pa’ las doce, muchos en su afán de llegar temprano a su destino, toman carretera o autopista a velocidad sin límite que pueden ocasionar accidentes mortales comprometiendo no solo la vida del conductor, sino también la de los ocupantes y, los que se transitan en la vía.

¿La causa? Obviamente el licor. Y ¿por qué el licor debe estar presente en una celebración donde se reúne la familia, después de largo tiempo de ausencia?

Estimado (a) lector (a) tu que lees esta reflexión, te invito a considerar con mucha seriedad y responsabilidad, la importancia de estar en sobriedad ante los demás cualquier circunstancia e invitar al dador de la vida: JESUCRISTO, para que sea tu SALVADOR y SEÑOR de ahora en adelante.

Bendecido Feliz Año 2010.






Fuentes Consultadas:

1. Cinco pa' las doce - Nestor Zavarce (2008, 20 de diciembre) [Archivo de Video]. Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=Ul_CDJlmxLI

2. Meléndez G., Lorena (2008, 7 de diciembre) Faltan cinco pa' las doce: Infaltable cuenta regresiva. Consultado el 29 de diciembre de 2009 de la World Wide Web: http://el-nacional.com/www/site/p_contenido.php?q=nodo/58119/Entretenimiento/Faltan-cinco-pa-las-doce:-Infaltable-cuenta-regresiva

3. Mi burrito sabanero - Aguinaldo venezolano (2009, 9 de diciembre) [Archivo de Video]. Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=7R6JL3y7bys

4. Meléndez G., Lorena (2008, 11 de diciembre) El Burrito Sabanero: La dulzura del canto infantil. Consultado el 29 de diciembre de 2009 de la World Wide Web: http://el-nacional.com/www/site/p_contenido.php?q=nodo/58151/Entretenimiento/El%20Burrito%20Sabanero:%20La%20dulzura%20del%20canto%20infantil
5. El Año Viejo con Tony Camargo (Better Sound) (2009, 26 de diciembre) [Archivo de Video]. Recuperado de http://www.youtube.com/watch?v=YtebCS_gGTc

6. Rovelo, César (200, 5 de enero) "El año viejo" Un himno sobre la vida plena en lo sencillo. Consultado el 29 de diciembre de 2009 de la World Wide Web: http://www.larevista.com.mx/ed585/viejo.htm

Ejemplos de las Normas APA. Consultado el 29/12/2009. Disponible en: http://www.capitalemocional.com/apa.htm

martes, 22 de diciembre de 2009

Navidad

Cuántas personas sumergidas en un escapismo social, atadas a compras ambiciosas y desmezuradas. Cuantas de ellas encerradas en la depresión y la soledad. La mayoría, creen celebrar la Navidad, pero el cumpleañero de la fiesta está fuera.

Un cumpleañero que no nació como mayoría de nosotros, que nacimos bajo excelente atención médica y en buenas clínicas o maternidades, con aire acondicionado y excelente alimentación.

Él nació en un establo con un olor no muy agardable y fueron testigos de esos hechos: animales y pastores humildes.

Para esta ocasión, he extraído unos párrafos de un excelente artículo que si desean leerlo completo pueden cliquear la fuente.

El registro histórico sobre el nacimiento de Cristo también puede verse en Mateo 1: 18:25 y en Lucas 2: 1-20.

A diferencia de cualquier otro bebé, el que nació aquella noche en Belén fue único en la historia. No fue creado por un padre y una madre humanos. El tenía una preexistencia celestial (Juan 1:1-3, 14). El era Dios, el Creador del universo. Es por esto que la Navidad se conoce como encarnación, lo cual significa 'en la carne'. Con el nacimiento de Jesús, el Creador eterno, todopoderoso y omnisciente, vino a la tierra en la carne.

¿Por qué haría Dios tal cosa? ¿Por qué venir como un bebé, en lugar de aparecer en todo su poder y majestad? ¿Por qué convertirse en un hombre real y vivir entre nosotros, cuando sabía muy bien cuán terriblemente sería tratado?
¡Por AMOR! ¡Fue necesario, para que Ud. fuera salvo!

Jesucristo, el Hijo de Dios, es el Creador del Universo (Juan 1:1-3). Como Dios, es Omnipotente y Omnisciente. Sin embargo, tan inmenso fue su amor por nosotros sus criaturas, que se humilló a sí mismo enormemente por nuestra causa (Fil. 2:8). Esto lo vio el hombre por primera vez cuando nació Jesús (Gal. 4:4; Lucas 2:7; Juan 1:46; He. 2:9). No vino como un poderoso rey o como un superhombre; sino que vino como un bebé que dependía de los demás para su cuidado.


Esto continuó...


...al cumplir su propósito (Él vino al mundo como cordero de sacrificio para pagar por nuestros pecados.) (Juan 1:29).


...en su condición de humildad a través de toda su vida - prácticamente sin posesiones, sin riquezas materiales, a menudo dependiendo de los demás para comer, beber y vestirse.
...en la manera en que la gente lo percibía (Is. 53; Mt. 26:59, 67; Sal. 22:6; Mt. 26:68).

...dentro de su alma (Sal. 22:1; Mt. 4:1-11; Lc. 22:44; He. 2:17,18; 4:15).

...con su muerte (Lucas 23; Juan 19; Marcos 15:24, 25).

...con su sepultura en una tumba prestada (Is. 53: 9; Mt. 27:57, 58, 60).


Dios sufrió mucho para hacerse carne y habitar entre nosotros. Era Omnipotente, pero rara vez hizo algo para protegerse a sí mismo. Se humilló a sí mismo por nosotros. Lea la historia de Dios desde el principio.

¿Cuál es la verdad acerca de Jesucristo? Su identidad, su vida, su muerte y sus afirmaciones.


¿Desea saber cómo ser salvo? ¿Tiene preguntas acerca de la salvación en Jesucristo? Vea nuestra sección de respuestas.

Su humillación fue voluntaria, y necesaria para...

...llevar a cabo el propósito de Dios (Hechos 2:23, 24; Sal. 40:6-8).

...cumplir las profecías y señales del Antiguo Testamento.

...cumplir la ley, al pagar por nuestro pecado (Is. 53; He. 9:12, 15), y obtener nuestra redención eterna.

...darnos un ejemplo de cómo vivir.






viernes, 18 de diciembre de 2009

JESUCRISTO y Santa Claus

aDiferencias entre Papa Noel y JESÚS...
* Papá Noel vive en el Polo Norte, Jesús esta en todos lados.

* Papá Noel anda en un trineo, Jesús se mueve en el viento y camina sobre las aguas.

* Papá Noel solo viene 1 vez al año, Jesús esta a tu lado todo el tiempo.

* Papá Noel llena la casa de regalos, Jesús suple todas tus necesidades.

* Papá Noel entra por la chimenea sin ser invitado, Jesús toca a tu puerta, entonces entra a tu corazón cuando se lo permitas.

* Tienes que hacer fila para ver a Papa Noel, Jesús esta a tu lado solo con mencionar su nombre.

* Papá Noel te deja sentarte en su falda, Jesús te deja descansar en sus brazos.

* Papá Noel no sabe tu nombre, solo dice,"hola, niña, niño, mujer, hombre, ¿cuál es tu nombre?. Jesús sabia tu nombre desde antes que nacieras, no solo sabe tu nombre, sabe tu dirección, sabe nuestro pasado y nuestro futuro, sabe hasta cuántos cabellos tienes en tu cabeza.

* Papá Noel tiene una barrigota como una bola, Jesús tiene un corazón lleno de amor.

* Todo lo que Papa Noel ofrece es un JO, JO, JO, Jesús ofrece, salud, vida y esperanza.

* Papá Noel dice, es mejor que no llores, Jesús dice,"echa toda tu carga sobre mí, que yo te daré descanso."

* Los ayudantes de Papá Noel, hacen juguetes, Jesús hace nuevas vidas, sana heridas del corazón, restaura hogares rotos y construye mansiones para nosotros.

* Papá Noel te sacara una sonrisa, Jesús te dará un gozo, que será tu fortaleza.

* Mientras Papá Noel pone regalos bajo tu árbol, Jesús vino a ser nuestro regalo y murió en un madero, hecho de un árbol, la cruz.

Necesitamos poner a Cristo en primer lugar en la navidad otra vez, El todavía es el motivo de esta temporada."Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a hijo unigénito para que todo aquel que en El cree, no se pierda, más tenga vida eterna." (Juan 3:16).



¿JESUCRISTO o Papá Noel?

Como tengo barba larga y cabello blanco, muchos niños me ven y me llaman Papá Noel. Yo les explico, sin convencerlos, que sólo soy hermano de Papá Noel. Y que mi función es mirar por los niños, observar si estudian bien, si tratan bien a sus compañeritos y si escuchan los buenos consejos de sus padres. Les digo que, después, se lo cuento todo a Papá Noel, y que él en Navidad va a traerles lindos regalos. Uno de esos días, uno me siguió curioso y cuando me vio entrar en el automóvil corrió hacia su padre y le dijo: «Papá, Papá Noel no vino en trineo; vino en carro».

Este es un tipo de Navidad con su correspondiente imaginario. Papá Noel es una figura del mercado. Es el viejito bueno que trata de seducir a los niños para que sus padres les compren regalos. El recuerdo de que él representa a san Nicolás, que también traía regalos, desapareció, para dar paso a la figura infantilizada del vejete bonachón que saca sorpresas del saco, que antes fueron compradas y puestas allí dentro.

Como en todas las casas hay televisión ―puede faltar el pan pero nunca la televisión―, los niños pobres ven a Papá Noel y sueñan con el mundo encantado que él les muestra, lleno de regalos, carritos, muñecas y juguetes electrónicos, a los que ellos difícilmente tendrán acceso. Y sufren por eso, a pesar del brillo embelesado de sus ojitos infantiles. El mercado es el nuevo dios que exige el sometimiento de todos. Por eso los niños presionan a sus padres para que Papá Noel pase por allá, por «casa». Entonces son los padres los que sufren por no poder atender las demandas de sus hijos seducidos por tantos objetos-fetiche mostrados por Papá Noel.

El mercado es una de las mayores creaciones sociales. Pero ha habido y hay muchos tipos de mercado. El nuestro, de corte capitalista, es terriblemente excluyente y, por eso, victimario de personas y de empresas. Es sólo competitivo y nada solidario. Solamente cuenta quien produce y consume. Quien es pobre debe contentarse con migajas o malvivir en la marginalidad. En Navidad, Papá Noel es una figura central del consumo para quien está dentro del sistema y puede pagar.

La navidad del Niño Jesús es diferente. Él nació en una familia pobre y honrada. En el momento de su nacimiento en una cueva, entre animales, cantaron los ángeles en el cielo, los pastores se quedaron inmóviles, por la emoción, y hasta unos sabios vinieron de lejos para saludarle. Cuando fue mayor, se convirtió en un magnífico contador de historias y predicador ambulante con un mensaje de total inclusión de todos, comenzando por los pobres, a los que llamó bienaventurados.

Las personas que guardan su memoria sagrada, escuchan en la Nochebuena la historia de cómo nació y celebran la presencia humanitaria de Dios, que asumió la forma de un niño. Y lo festejan cenando con la familia y los amigos. Aquí no hay mercado ni excluidos, sino luz, alegría y confraternización. El intercambio de regalos simboliza el mayor presente que Dios nos dio: Él mismo en forma de niño. Él nos alimenta la esperanza de que podemos vivir sin el Papá Noel que nos vende ilusiones.

Dom Pedro Casaldáliga ante un indito recién nacido escribió: «No he visto la tal estrella, pero he visto a un Dios muy pobre. María estaba despierta, despierta estaba la noche. Y estaba sobresaltado para siempre el rey Herodes». El rey Herodes no es ya una persona, sino un sistema que continúa devorando personas en el altar del consumo solitario.
Leonardo Boff




Fuentes Consultadas:

jueves, 17 de diciembre de 2009

El espíritu de la navidad

Desde tiempos que se pierden en la neblina del recuerdo, cada año arrastramos una tradición poco menos que ancestral, que hace teñir de blanco y de luces de colores nuestras ciudades y pueblos, casi cada rincón que dejamos a un lado en nuestro transcurrir cotidiano en esos días, y que pretende entrar por una ventanita de nuestro corazón.


Colores y luces en la ciudad
Esa tradición está arraigada en la memoria de los niños que éramos, cuando aquellos días pasados se nos antojaban felices, porque venían los regalos y las sonrisas, y quizás la inesperada visita de algún pariente más o menos lejano. Días de frío, de nieve…días fugaces como la pretendida estrella de Belén que nuestros hermanos mayores hacían con papel de plata.
Días también escogidos, esta vez para el oportunismo comercial; haciendo el agosto en invierno…


Obviamente, nos estamos refiriendo a lo que llaman, la Navidad.


Sin embargo, por encima de cualquier nostalgia más o menos agradable, así como de cualquier dechado de buenas intenciones que siempre las habrá sin duda, en este artículo me gustaría hacer un especial énfasis en un aspecto muy oscuro, desconocido para muchos, y que sin embargo, tiene una importancia grande en el mundo de lo invisible, y que trasciende a lo meramente ornamental, tradicional, familiar, festivo, emotivo, especulativo, incluso religioso. Me estoy refiriendo al “espíritu de la navidad”.


Representación de la Nueva Era del “espíritu de la navidad”, como alguien bello y agradable, repartiendo “suerte” y regalos.


El auténtico “espíritu de la navidad” nada tiene que ver con lo amable y agradable que tradicionalmente se ha entendido para estas señaladas fiestas, sino todo lo contrario. Además, es mucho más siniestro de lo que muchos pudieran imaginar.


Satanás es un experto en la profanación, especialmente de todo aquello que pudiera tener, aunque de forma intuitiva, tintes de cristianismo.


Escribe así una autora investigadora del satanismo: “Los satanistas profanan los días festivos cristianos. En Navidad mayormente se sacrifican criaturas para ridiculizar a Jesucristo” (1)


De forma exacta a la anterior se refiere William Schnoebelen, ex satanista: “El clímax principal: El 24 de diciembre. Se requieren sacrificios humanos (varón o hembra cristiano de cualquier edad)” (2)

Satanás, Dios le reprenda, siempre intenta aprovecharse de cualquier cuestión de aparente inocencia, para volcar su torrente de maldad. Eso incluye la propia Navidad.


De hecho la Navidad ha llegado a ser algo tan tremendamente ambiguo y difuminado, que si alguna vez tuvo algún mínimo sentido cristiano, prácticamente se perdió ya, y no obstante el enemigo se sigue aprovechando de cualquier evocación acerca del nacimiento del Salvador, para levantar un poder maligno contra todos los hombres, y especialmente los cristianos. Eso lo hace con su “espíritu de la Navidad”.
1. El “espíritu de la navidad”, su leyenda y su engaño
El llamado “espíritu de la navidad” proviene de una leyenda nórdica, que ha llegado a nosotros en forma multiversionada, y que a través de la Nueva Era y del ocultismo en general, se ha ido afincando en muchos lugares, suplantando con una increíble sutileza el sentido tradicional de la Navidad. Hasta tiene su momento concreto del año para descender: “La celebración de la llegada del espíritu de la navidad es una tradición de origen nórdico, que paulatinamente se introdujo en Venezuela. Esta festividad toma la fecha del 21 de diciembre, día en que la Tierra entra en el Solsticio de Invierno, es decir, cuando el planeta se encuentra en el punto más lejano de su órbita respecto al sol; es la ocasión propicia para que, entre las diez y unos minutos pasada la medianoche (según el año) el Espíritu de la Navidad baje a la tierra y visite a los hombres de buena voluntad” (3)


Sol lejano, solsticio de invierno
Esa leyenda enseña que ese espíritu llega a la tierra en un momento dado, dicen que producto del fenómeno cósmico conocido como Solsticio de Invierno, con la aparente misión de traer al plano natural o físico, todo aquello que deseamos.


Es el hombre de “buena voluntad” que puede obtener todo lo que desee por entender merecerlo, y que la “Providencia” siempre se lo concederá. Prestemos atención al carácter eminentemente esotérico que tiene esto, y que parte de posicionamientos absolutamente ocultistas.


Es la misma terminología que emplean algunos maestros presuntamente cristianos cuando enseñan sobre la visualización, y la falsa fe. Veamos la siguiente cita de César Castellanos: “Todo lo que desees en el plano natural, conquístalo en la dimensión espiritual a través de la fe y quedarás asombrado de todo lo que podrás lograr” (énfasis nuestro)(4)
Esa es la perfecta excusa del diablo para que la gente invoque un falso espíritu, para así lograr obtener de la “dimensión espiritual” lo que se desea. No es más que brujería. Además, este posicionamiento alienta la autosuficiencia del individuo, es decir, le lleva a centrarse en sí mismo y no en el verdadero Dios y en Su voluntad.
2. El “espíritu de la navidad”, la trampa del diablo
Insistimos en el punto de que para Satanás el asunto de la Navidad, es una perfecta excusa para introducir el concepto absolutamente ocultista, pagano y destructivo del llamado “espíritu de la Navidad”, el cual jamás ningún verdadero hijo de Dios debería invocar o desear en modo alguno.
Fiel en su obra de pervertir, profanar y deshonrar todo lo bueno, Satanás ha levantado todo un ejército de hombres y mujeres suyos, que durante los meses de noviembre y diciembre, a través del ocultismo, la metafísica, meditación orientalista, el efectuar rezos, conjuros, y hasta sacrificios de animales y de humanos, todo encuadrado en el satanismo y en la llamada Nueva Era ocultista, está levantando un espíritu satánico muy poderoso, una unión de demonios, dirigida principalmente a los niños y a los adolescentes, y también a toda la humanidad.
A esa tarea hecha a conciencia por los servidores del diablo, se le une la ingenua e ignorante de todos aquéllos, millones, que en cualquier lugar del mundo invocan al mismo espíritu, al cual llaman por nombre: “espíritu de la navidad”, que es extremadamente promovido, publicitado e invocado, y al cual se le piden regalos y los mejores deseos para todos en esa época. Los demonios tienen vía libre para efectuar mucha maldad entonces, disfrazados de espíritus de luz y bondad.


Soplando el espíritu de la navidad
No proviene de Dios
El “espíritu de la Navidad”, absolutamente NADA tiene que ver con el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

¡No! El “espíritu de la navidad”, invocado y deseado por tantos, no proviene de Dios sino del enemigo. No se encuentra en las Sagradas Escrituras, y es una forma más de seducir, confundir y destruir a las gentes, especialmente dirigido a los más inocentes.
Nótese que es un espíritu. Un espíritu, es un ente personal, aunque invisible. O es de Dios, o es del diablo. El “espíritu de la Navidad”, y así se le llama, no es de Dios. No es el bendito Espíritu Santo, ni tampoco son los verdaderos santos ángeles del Altísimo.

El autor de Mipunto. com en su artículo “el espíritu de la navidad”, escribe lo siguiente: “El espíritu de la Navidad es concebido no como una persona de carne y hueso, a pesar de que la leyenda así lo describe, sino más bien como una energía que viene desde del centro de nuestro sistema estelar y que llega año tras año para repartir, más que cosas materiales, aquello de lo cual los seres humanos no pueden prescindir: paz, amor, armonía y alegría” (5)


Una energía espiritual proveniente de las regiones celestes: Son demonios.
Es un espíritu que busca el tomar el lugar de Cristo, porque sólo Él puede traer al ser humano la verdadera paz, el amor de Dios y el gozo del Espíritu Santo. Por lo tanto, es un espíritu anticristo.
Entonces, ¿qué es el “espíritu de la navidad” en realidad?: Es una amalgama de millones de demonios que son conjurados en esta época específica del año, y actúan todos a una desde los aires y desde cualquier rincón del planeta con una misma meta, la cual está formada por diferentes objetivos que se complementan entre sí.


En esta época del año, el maligno envía a tierra gran cantidad de sus huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Ef. 6: 12), multitud de legiones de demonios a la tierra, llamándoles el “espíritu de la navidad”.

Veamos algunos de aquellos objetivos comentados:
Entrar en los cuerpos de las personas.
Seducir a las gentes bajo el poder y voluntad de Satanás.

Lograr una mayor interacción con los hombres, especialmente con los niños.

Tratar de eliminar cualquier atisbo de verdadero cristianismo.

Engañar a los niños y adolescentes, redirigiéndoles a las fábulas y la fantasía en vez de a la verdad de Cristo.

Destruir la verdadera fe de los inocentes.

Atraer una falsa unidad entre los hombres.

Exaltar al individuo como un dios.

Estimular al creyente a tener una errónea comprensión de lo espiritual.

Levantar un anhelo para un “mañana mejor”, y con ello la expectación de que se levante un salvador del mundo (el Anticristo)

La meta final es la destrucción de la humanidad, y a poder ser, la del verdadero creyente.



La falsa unidad humanista
En cuanto a traer la falsa unidad entre los hombres, y la auto exaltación del individuo, en este sentido, prestemos atención a un destacado autor de la Nueva Era, el músico y metafísico venezolano Rubén Cendeño, que anima a sus lectores a repetir un rezo todos los días, invocando al “espíritu de la navidad”.

Nótese que el autor utiliza una terminología que presenta como cristiana, pero absolutamente errada y pervertida, donde el individuo que eleva el rezo se hace llamar “Yo Soy”, término que sólo le corresponde al verdadero Dios, por lo tanto, endiosándose.



Nótese también que la petición hasta parece recta. Nos habla de armonía, de paz, de la gracia; nos habla de fe en que se cumplirá la petición, pero todo no es más que un fraude espiritual que deviene en atadura para todo aquel que lo cree y lo realiza.


Y nótese también que machaconamente, hay que leerla diariamente (para que no se le olvide a la Providencia), y luego, como se hace en los Encuentros del G12 con las “hojas clínicas”, hay que quemarla.

3. La ignorancia no exime la responsabilidad
Cada vez que alguien celebra, desea y bendice con el “espíritu de la navidad”, aunque lo haga con sus mejores deseos e intenciones, está de hecho invocando a legiones de demonios que no dudarán en actuar hasta donde Dios les permita hacerlo, y no respetarán si es usted cristiano de veras, porque la ignorancia no nos exime de responsabilidad.


¡Cuántas veces leemos o escuchamos a alguien diciendo algo así como: ¡Y que el espíritu de la navidad les traiga felicidad y amor en estas fiestas tan señaladas!. Esa es una invocación al espíritu inmundo aludido, aunque no se entienda que realmente es un espíritu como tal.


¿Muérdago, acebo?
En cuantas puertas de hogares, incluso de cristianos no se coloca una corona de acebo. ¿De dónde viene esa tradición? El contexto es absolutamente pagano. El acebo sustituye al muérdago, el cual va asociado a los ancestrales poderes mágicos y a la protección, prosperidad y buena suerte.

En este sentido leemos así en el artículo “Festividad Navideña” de “monografías.com”: “La planta de muérdago es el heraldo que anuncia al espíritu de la navidad. Los ramilletes de muérdago, en forma de coronas, se cuelgan en los marcos de las puertas y ventanas de la casas para beneficiarse de buena suerte”. (6)


El muérdago
Si nos damos cuenta, todo tiene un sentido, y siempre es hacia razones y planteamientos ocultistas. En este caso, al colocar esa planta en la puerta del hogar, se está dando permiso a que el “espíritu de la Navidad” entre en esa casa…y eso no lo saben tantos incautos, que se prestan ignorantemente a ello, en aras de la tradición navideña.

El acebo
4. Instrucciones para la recepción del “espíritu de la navidad”
Si a pesar de todas las explicaciones que hemos dado a lo largo de este artículo, usted todavía desea recibir el “espíritu de la Navidad”, aquí le presentamos las siguientes instrucciones de mano de un autor de la Nueva Era…aunque, estoy seguro que usted no hará eso.


Pero sólo por conocer más sobre este siniestro entramado, para luego desecharlo como inmundo y pagano, será pertinente previamente conocerlo.

Las siguientes son algunas instrucciones precisas para la recepción del taimado “espíritu de la navidad”: “Ritual: El 21 de diciembre, exactamente entre las 10:00 y las 12:00 de la noche, el espíritu de la navidad desciende para acompañarnos en estas fiestas decembrinas. El día anterior a su descenso se debe limpiar la casa, con el fin de recibirlo libre de energías negativas y luego al día siguiente, después de la cena, se deben encender velas de color azul y aromas de mandarina o limón para hacer que su llegada sea aún más placentera. Los deseos que se le piden se escriben en orden de prioridad de mayor a menor y se recomienda pedir en primer lugar por el bienestar y la paz mundial hasta llegar a los deseos más personales. Se cortan en tiras y se guardan hasta la visita del año siguiente para que se puedan quemar sólo aquellos que se cumplieron” (7)


¡Qué pérfida manera de alentar a propios y a extraños a dar la bienvenida a toda una colección de demonios que acompañarán a esos incautos durante todo el año para causar en ellos las más variadas clases de males!


El testimonio de Amanda
El siguiente es el testimonio de la hermana Amanda (no es su verdadero nombre). Amanda había participado en la Nueva Era en Venezuela. He aquí su relato acerca del “espíritu de la Navidad” y de los preparativos para recibirlo (y por favor, no lo hagan): “La fiesta se celebra el 21 de Diciembre, y se prepara una cena como la del 25; es una gran fiesta, y guardan en la mesa un lugar para el “espíritu navideño” o “espíritu de la Navidad” (llamado energía). Le sirven tal igual como si fuera una persona que va a comer, pero el lugar que ocupa en la mesa tiene que ser el principal.


Decoran la casa con todos los adornos navideños, pero no puede faltar Papa Noel. Si tus deseos son tener dinero, tienes que poner a Papa Noel con un cofre de muchas monedas. Si no quieres que falte el pan, entonces Papa Noel tiene que tener vasijas de arroz, lentejas, etc. Según lo que desees, es lo que debes poner.
Luego antes de las 12 debes abrir la puerta y las ventanas para que el “espíritu de la navidad” pueda entrar y quedarse en la casa, las personas deben esperar afuera y entrar después de esa hora, ya que es el espíritu el que les invita a entrar, y es que debe tomar posesión de toda la casa”.
Sepan ustedes que a Amanda hubo que ministrarla liberación, y justamente uno de los demonios fuertes que salieron de ella fue “el espíritu de la navidad”, el cual en su día entró en ella por haber realizado el ritual que hemos acabado de leer.


Hermanos, esa es la razón por la cual, más que nunca debemos despojarnos de tradiciones de hombres, doctrinas de demonios y cosas similares, e ir a las Sagradas Escrituras, las cuales nos enseñan qué creer y qué no creer; qué hacer, y qué no hacer.



5. Combatiendo el “espíritu de la navidad”Lejos de considerar alentar en cualquier manera al “espíritu de la navidad”, lo que hay que hacer es combatirlo, ¿cómo? Principalmente con la oración. Orando por todos los inocentes, sobre todo por los niños. Cubriendo en oración a nuestros hijos, a la familia, y a la iglesia, así como orar por los demás. Este es el principal motivo de este artículo.


Los niños, son el principal objetivo del “espíritu de la navidad”


No es menester añadir que todo esto implica una lucha espiritual que los cristianos debemos hacer: (Efesios 6: 12)


Es muy importante que informemos a cuantos más mejor, para que no caigan en la trampa de hacer como hizo Amanda. No bajemos la guardia en estas fechas, porque el enemigo utiliza todo lo presuntamente cándido e inocente para destruir al que procede con ingenuidad: (Proverbios 22: 3)


Dios les bendiga.


© Miguel Rosell Carrillo, Pastor de Centro Rey, Madrid, España.

Diciembre 2006


Anotaciones1. Dra. Rebecca Brown; “Vasija para honra”, pág. 300
2. William Schnoebelen, “Lucifer destronado”; Apéndice I; El calendario satánico; pág. 333
3. Portada TERRA VENEZUELA Navidad 2005; El espíritu de la Navidad.
4. César Castellanos; “Liderazgo de éxito a través de los 12”; pág. 144
5. Mipunto. com en su artículo “el espíritu de la Navidad”.
6. Artículo “Festividad Navideña” de “monografías.com
7. Mipunto.com, “el espíritu de la Navidad”


Fuente Consultada:
http://www.centrorey.org/temas22.html



SECCIÓN INFANTIL

Loading...

El Fin

El Fin Está Cerca

Tratados Electrónicos

TEOFILO
La jornada espiritual continúa...
TEOFILO
© Derecho de Autor 2000 Bob West. Todos los derechos reservados.
¡Sigue la historia! Haz clic en la caricatura arriba para ver episodios anteriores.

Este Blog es miembro de:

Tratados Electrónicos